Inicio / Destinos / Cócorit, Sonora

Cócorit: cuna cultural sonorense

Destinos / Por: Senderos Coolturales / Onceava edición

Sonora es el segundo estado más grande del país. Hacer un recorrido a lo largo y ancho de su territorio es una aventura altamente recomendable. Los paisajes turísticos, naturales y culturales parecen inagotables, ya que en cada rincón de este desierto que se une con el mar, valles y montañas, encontraremos algo nuevo por descubrir. Existen poblaciones con un encanto particular y mágico, como es el caso de Cócorit. Este encantador pueblito cuenta con una gran influencia de la cultura yaqui, misma que se manifiesta en sus celebraciones y fiestas tradicionales, sobre todo durante la Semana Santa. Humberto Ramírez, cronista de la ciudad, nos habló de la historia de la fundación de este emblemático pueblo de Sonora.

H.R.: “Cuando me preguntan de la historia de Cócorit, siempre pregunto ¿de cuál Cócorit? Este pueblo tiene muchas aristas, sobretodo en su historia: inicia como un pueblo étnico. En 1956 encontraron restos de Mamut en las areneras, eso habla de la presencia primitiva del pueblo; hablamos de miles de años de existencia de seres humanos. De ahí damos un salto, la tribu yaqui a su vez desciende de otra que se llama los “surem”, estamos hablando de unos 2000 años atrás. Luego ya vienen los ocho pueblos yaquis, así como los conocemos hasta la fecha, datan de 400 años atrás. 100 años después de la llegada de Cortés, en 1627  llegan aquí a Cócorit, los misioneros jesuitas, no los conquistadores, porque en 1590 por casi 20 años hubo guerras de dominio contra los españoles, que todas las ganaron los yaquis.

Los yaquis vieron que la administración misional que se estaba dando en Sinaloa, en los pueblos mayos, era buena y pidieron que sólo entraran misioneros. Al final de la historia, detrás de la cruz iba la espada y debido a ello, se fue introduciendo más la presencia de españoles, en el tiempo de la colonia. Así duraron por alrededor de 300 años, 150 de los jesuitas y 150 de la repatriación del Rey Carlos III, salen los jesuitas y llegan los franciscanos, para esto los yaquis ya se habían culturizado a la religión católica. Tanto que a la fecha el calendario ritual católico sigue intacto.

Así llega la época de Juárez, de Comonfort y la del Porfiriato, que fue la fatal. En 1890 es cuando se funda este pueblo urbano como se conoce. Las casas que se ven datan de esa fecha, así empieza un desarrollo muy grande para Cócorit. Con la llegada de los inversionistas comenzaron a comprar terrenos junto al mar y poco a poco se fue expandiendo. Esta es la historia rápida del desarrollo del pueblo”. 

¿Cuáles son los principales atractivos culturales que ofrece Cócorit?

H.R.: “Gracias a muchos desarrollos paralelos a la vida del pueblo, Cócorit, así como la ves en este momento, es un rescate de 30 años a la fecha. En 1987 desarrollan la calle California, que conecta a Ciudad Obregón con Cócorit, y la empresa adquiere un edificio antiguo, simbólico e histórico, y lo reconstruye respetando la arquitectura. De ahí nace la primera galería de arte de Cócorit. Durante muchos años, hubo un patrocinio enorme para el desarrollo de las artes plásticas y la música. En torno a eso se crea un ambiente cultural muy diferente al que estaba acostumbrada la gente del pueblo y eso ha venido a ofrecer algo más al menú turístico. El más importante atractivo es la tradición yaqui, entre sus eventos religiosos y festivos, así como las fiestas populares de las personas del pueblo”.     

¿Cuáles son las fiestas más importantes de Cócorit?

H.R.: “Anteriormente, la feria de San Juan, ésta llegó a tener el segundo lugar a nivel nacional. Cualquier artista que piensen, aquí venían a divertirse. La experiencia que tuve de niño es haberme topado con José Alfredo Jiménez e Irma Serrano, venir a un palenque, no ha presentarse sino a divertirse. Desafortunadamente el paso del tiempo y con el cambio de administraciones esto se perdió. Sin embargo también está la Semana Santa: el retorno a nuestras raíces, que se le llama. Este último evento, en cuatro días, tuvimos cerca de 65,000 personas en el pueblo. También está la peña cultural, la conmemoración de la llegada de los Jesuitas que hacemos entre mayo y junio; en fin, tenemos bastantes eventos culturales”.

¿Qué actividades productivas destacan en el pueblo?  

H.R.: “En un principio fueron agrícolas pero realmente son varias, en la actualidad hay asalariados, jornaleros, profesionistas destacados a nivel mundial, docentes, realmente ya se diversificó mucho como para decirte que Cócorit vive directamente de esto o lo otro”.

¿Qué lugares podemos visitar?

H.R.: “Te puedo hablar de la Komunila, que nació originalmente como centro cultural. Esta casa es histórica ya que fue un cuartel general, de hecho aquí estuvo prisionera Teresa Urrea, hay todos los documentos para constatarlo. Tenemos el restaurant Kia, tenemos el Museo de los Yaquis, la Casa de Arteche que se conserva como museo de artes plásticas, hay otro centro cultural llamado Casa de Adobe que tiene varias partes dentro como es el restaurant los Chanates y tiene un teatro. Hay clases de yoga, el temazcal, definitivamente hay muchos. Además de la gastronomía, no sólo la de restaurante sino la de los puestos de plaza o de esquina, donde se hace la tortilla grande, extendida, también encontrarás artesanías. Las personas pueden venir a hacer un tour de uno o dos días y la pasarán muy bien”.

Sabemos que Cócorit está concursando para convertirse en pueblo mágico ¿cómo va ese proceso?

H.R.: “El caso del pueblo mágico es  muy interesante porque precisamente a raíz de ese periodo tan largo de abandono muchos edificios se fueron abandonando y destruyéndose; la iniciativa privada ha hecho una labor muy grande de rescate, sobre todo por el monto que implica rescatar uno de estos edificios. La gran ventaja que tiene Cócorit es que cuando hablas de patrimonio edificado es la arquitectura, pero cuando hablas de patrimonio intangible estamos hablando de la cultura, la historia y en eso es muy rico Cócorit, más que cualquier otro lugar. El proceso está encaminado pero, difícilmente veo que se logre rápido, esto es de años; en ese caminar viene lo interesante, este pueblo va a crecer cualitativamente en el aspecto cultural histórico y al final del día, cuando se logre, habrá un cambio muy interesante, no sólo para las personas afines a este tema sino para el resto de la población”.

 

 

Agradecemos a Humberto Ramírez por compartir la interesante historia de este emblemático lugar del sur de nuestro estado. Los invitamos a que visiten Cócorit, y se pasen un rato agradable observando, consumiendo y disfrutando de una gran variedad de productos culturales y artísticos.

Nuestros Senderos Coolturales es una publicación con cuatro ediciones al año y gratuita. Con fundamento en lo dispuesto en los artículos 173,174,175 y 189 de la Ley Federal del Derecho de Autor, 70 y 77 de su reglamento otorga la Reserva de derechos al uso exclusivo 04 - 2015 - 121716474100 - 102. Los escritos de los colaboradores no reflejan necesariamente el criterio de esta casa editorial. Esta publicación cuenta con 3,000 ejemplares y nuestra versión digital en www.senderoscoolturales.com con circulación en el Estado de Sonora.

Síguenos

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle

(622) 139 1863

132 1324